Fotografiando el eclipse y la Luna Roja

Alamez/ julio 29, 2018/ 2018, Albacete, Astrofotografía/ 0 comments

A estas alturas no creo que sea necesaria una explicación sobre el eclipse lunar del pasado viernes 27: todos hemos oído hablar de él, y la mayoría pudimos contemplarlo con nuestros propios ojos. Pero unas fotografías siempre son bienvenidas.

En mi caso, y a pesar de saber de su existencia desde hacía días, la idea de ir fuera de la ciudad a contemplarlo e intentar conseguir alguna foto no surgió hasta el jueves por la tarde.

Luna roja y Marte.

Luna roja y Marte.

El plan era apresurado y muy limitado, ya que hasta pasadas las 22 no pudimos coger el coche, y el único sitio que conocíamos de antemano estaba ya lleno de coches. Aún así, con un par de vueltas y mucha suerte encontramos un solar al lado de un restaurante de carretera en el que aparcar y poder visualizar la ya Luna Roja (o Luna de Sangre).

Luna roja y Marte durante el eclipse lunar del 27 de julio.

Esta era mi primera vez intentando fotografiar un eclipse de Luna y no tenía muy claro cómo hacerlo, así que me llevé un par de opciones. Por un lado, la compacta con controles manuales y mucho zoom, para intentar sacar algún primer plano. Por otro, la réflex con el 50mm, porque en el fondo creía que con la otra no conseguiría nada decente y quería al menos asegurar alguna foto (aunque fuera de lejos).

La Luna de Sangre y Marte – Canon EOS 500D + Objetivo EF 50mm f/1.8

Primer plano de la Luna Roja – Panasonic Lumix DMC-TZ70.

Con las prisas, la mala organización y la poca convicción en nuestro plan, olvidé lo esencial: el trípode.
Así que allí me planté, medio a oscuras, con las dos cámaras encima del techo del coche, y poniendo cosas debajo de ellas para darles la inclinación necesaria. De esto no hay fotos, pero fue un auténtico espectáculo.

Inicio de la fase de Penumbra.

A pesar de todo, mereció la pena cada minuto que pasamos allí. Ambas cámaras se comportaron perfectamente, y aunque enfocar a la Luna roja fue muy complicado que he hecho nunca (y por eso no están perfectas), estoy muy contenta con los resultados 🙂

Fase de Penumbra: la sombra se va desplazando y desapareciendo, recuperando la Luna su tono original.

Una vez finalizó la fase total del eclipse decidimos irnos, ya que hacía algo de fresco y no habíamos cenado aún.
Con lo que yo no contaba era con tener estas vistas de la Luna desde una ventana del centro de Albacete.

Luna llena tras el eclipse.

El haber obtenido unos resultados tan decentes con un mínimo equipo y una nula planificación ha despertado en mí algo que llevaba mucho tiempo dormido. Siempre fui muy aficionada a la astronomía pero nunca había intentado unirlo a la fotografía. Las ganas de experimentar que tengo ahora son enormes, por lo que no descarto traer nuevas fotos del cielo más pronto que tarde 🙂

¿Y vosotros, desde donde visteis la Luna de Sangre?

Si os han gustado las fotos, podéis darles like y compartirlas en Instagram, Twitter o Facebook

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*